De coberturas de los atentados de París y paraguas periodísticos.

Los atentados de París han puesto de manifiesto la enorme brecha existente entre cómo recibir la información a través de los medios de comunicación y cómo conseguirla con otras vías, como las redes sociales. Que la noche del viernes 13 de noviembre, cuando París ya era trending topic, la mayoría de las televisiones no interrumpiesen sus emisiones o incluyesen unos highlights para informar del suceso demostró una enorme miopía informativa. ¿El entretenimiento está por encima de la información? Ojalá hubiese sido eso. Mediaset alegaba una respuesta mucho más prosaica.

Ante los graves atentados ocurridos esta noche en París pic.twitter.com/38ueYFmeGb

— ComunicaciónMediaset (@mediasetcom) noviembre 14, 2015

¿Y cómo se resarcían de este primer tropiezo? ¿Bastaría con llenar horas con el pozo sin fondo de la sabiduría de esa especie superior llamada “Tertulianos”? No, porque el acontecimiento desafortunadamente lo tenía todo: un qué atroz, protagonizado por unos atacantes suicidas que dejaba un saldo de 130 muertos y más de 400 heridos; con un cómo terrorífico, tiroteos indiscriminados a clientes en restaurantes y teatros un viernes por la noche; en uno de los escenarios más conocidos del mundo, la ciudad de la luz. Y había que lanzarse a una carrera de ¡Todo por el rating! Se tenían que realizar informativos con la Torre Eiffel de fondo y conexiones de horas y horas con las intervenciones policiales. Había que enviar en las primeras horas a periodistas de renombre que mostrasen los lugares de los atentados, mejor con sangre, flores y lágrimas, peor con selfies absurdos e intervenciones excéntricas en las que no parasen de hablar aunque se estuviese en medio de un minuto de silencio en señal de duelo… 

Y si el espectáculo no hubiese sido suficiente, para los días posteriores se reservaba una tropa de “enviados especiales/corresponsales forzosos” capaces de ser expertos en solo unas horas de los usos y costumbres incluso de los barrios más periféricos de la ciudad.

Después de una semana de oír y ver tertulias, páginas webs, redes sociales,… me surgen las preguntas: ¿Emitir en bucle unas imágenes y comentar una y otra vez los mismos datos es información de calidad? ¿La tecnología no permite mejorar este tipo de coberturas en directo o al menos enriquecerlas? ¿Qué ha sucedido con el principio de objetividad? ¿Sobre qué principios y normas éticas se realizan estos contenidos? ¿Se busca cubrir el interés del público o su explotación?

La línea no es sencilla de trazar ni en los medios españoles ni en los franceses como Liberatión, Le Monde y Le Parisien.

portadas-ataques-paris

¿Creíamos que los medios serían respetuosos con las imágenes de lo sucedido y que respetarían el derecho a la imagen e intimidad de las víctimas? Se han difundido vídeos, fotografías, perfiles de redes sociales, timelines con post de testigos… En la era en la que gracias a nuestros teléfonos móviles somos unos periodistas en potencia, los grandes medios han encontrado el filón de los contenidos de los testigos y los han emitido y se han viralizado en las redes sociales (y probablemente este haya sido el contenido más interesante). Mashable ha dado un paso más allá y creado hasta una cuenta de Twitter para dar a conocer cada una de los fallecidos.

Y tras escuchar tanto ruido los medios no han sabido responder aún: ¿Todos los nombres que han trascendido son los que han orquestado la operación? ¿Europa tiene la situación controlada si ni siquiera lo están las fronteras? ¿Cuáles son los verdaderos riesgos a los que nos enfrentamos a partir de ahora? ¿Qué va a cambiar después de estos ataques?

Lourdes Moreno Cazalla

barbour pas cher barbour pas cher barbour pas cher barbour pas cher barbour pas cher golden goose saldi golden goose saldi golden goose saldi golden goose saldi golden goose saldi doudoune moncler pas cher doudoune moncler pas cher doudoune moncler pas cher doudoune moncler pas cher doudoune moncler pas cher moncler outlet online moncler outlet online moncler outlet online moncler outlet online moncler outlet online