Imelda May, una diva auténtica.

¿Qué pasa cuando escuchas algo que es auténtico? No me refiero a algo diferente, sino genuino. Esas voces que te transmiten y despiertan algo en el estómago y que hacen que tu cerebro vuele y te pida más y más. Eso es lo que me sucede con Imelda May.

La descubrí por mera casualidad. – ¿Rockabilly, en serio me va a gustar? Fue en la Sala Caracol el 19 de noviembre de 2009. Y digo descubrir porque nunca había escuchado ni un solo tema y por supuesto, la única referencia estética que tenía sobre ella era la de la entrada. Pero el flechazo fue inmediato y desde entonces, se convirtió junto a Amy (y lloro de pensar que ya no está) en los referentes para esos días con “ganas canallas” e hiperfemeninos, ya sabes a los que me refiero.

imelda-kit

El jueves la May volvía a Madrid y no podíamos faltar a la cita. Probablemente volvería a ser la única persona que llenaba la sala sin ningún tatuaje. ¡Qué pedazo de concierto! ¡Y qué banda más curiosa! Si se trajo hasta al primo fétido que resultó ser el hombre orquesta (trompeta, guitarra, voces, percusión…) Más empática y enérgica pero igual de diva, cachonda y prodigiosa sobre el escenario.

imeldamay-madrid3

It’s good to be alive!

Lourdes Moreno Cazalla

barbour pas cher barbour pas cher barbour pas cher barbour pas cher barbour pas cher golden goose saldi golden goose saldi golden goose saldi golden goose saldi golden goose saldi doudoune moncler pas cher doudoune moncler pas cher doudoune moncler pas cher doudoune moncler pas cher doudoune moncler pas cher moncler outlet online moncler outlet online moncler outlet online moncler outlet online moncler outlet online